La Fundación Benéfica Virgen de los Dolores dedica fundamentalmente sus esfuerzos a la atención de un sector de la población enormemente sensible y desamparado como son por un lado los ancianos dependientes sin apoyo familiar; y por otro los mayores en situación de práctico abandono, en la mayoría de los casos, en condiciones de pobreza y con graves deficiencias en lo que a facultades físico-psíquicas y sensoriales se refiere.

Así queda reflejado en el artículo quinto de sus estatutos: “…atender a las necesidades de personas de toda edad, raza, sexo, nacionalidad o religión teniendo preferencia aquellos que no cuentan con nadie a su alrededor, para intentar cumplir el mandato evangélico que nos enseña que cada vez que damos de comer, de beber, vestimos, o procuramos sanar a cada uno de nuestros hermanos más humildes, es como si lo hiciéramos con el Señor.”

Las iniciativas de la Fundación se desarrollan en zonas rurales, degradadas y de especial necesidad ya que se trata por lo general de núcleos poblacionales envejecidos y alejados de núcleos urbanos. En los últimos años, la inversión en estas zonas ha superado los 18 millones de euros, este  hecho es debido a que el Patronato de la Entidad las considera zonas de especial necesidad.

Nuestras residencias

Residencia Nuestra Señora de la Luz

Torralba del Moral (Soria)

Residencia
Nuestra Señora del Carmen

Peñaranda de Duero (Burgos)

Residencia Virgen de los Dolores

El Escorial (Madrid)

Futura Residencia María Dolores

Pesebre (Albacete)