El 9 de diciembre de 2013 fue publicada la Ley 19/2013 de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno. Según la misma, es obligatorio auditar una fundación, cuando se superan dos de los siguientes limites durante dos años consecutivos:

  • Tener 5,8 millones  de euros de facturación.
  • Contar con un activo total superior a 2,4 millones.
  • Tener 50 trabajadores.

Será también obligatorio auditarse cuando durante un ejercicio se reciban subvenciones o ayudas con cargo a los presupuestos de las Administraciones Públicas o a fondos de la Unión Europea, por un importe total acumulado de 600.000 euros, o cuando durante un ejercicio económico se hubiesen realizado obras, gestión de servicios públicos, suministros, consultoría y asistencia y servicios a las Administraciones Públicas por el importe anterior.

La Fundación Benéfica Virgen de los Dolores, según lo expresado, no tienen obligación de realizar auditoría, pero desde el año 2014 el Patronato ha creido oportuno realizarla, para acogerse a las prácticas de transparencia y buen gobierno expresadas en la citada ley.

Resultados del ejercicio 2014, sobre los que se realizó la primera auditoría de la Fundación.

Ingresos

Gastos

Con el objetivo de garantizar que la transparencia es nuestra prioridad y un elemento esencial de buen gobierno, publicamos los siguientes documentos: